Las 5 volcanes más altos de México ¡Explóralas!
6 octubre, 2019
Museo al fondo del mar: Cancún
8 octubre, 2019
La Travesía Sagrada Maya

La Travesía Sagrada Maya

Hace varios siglos, los mayas navegaban desde la antigua Polé (hoy Xcaret) hacia la isla dee Cuzamil (hoy Cozumel) para rendir tributo a la diosa Ix Chel.

Los mayas consideraban al mar caribe y otros cuerpos de agua como la puerta a Xibalbá, el inframundo. Aquellos valientes que se aventuraban en dicha travesía remaban un promedio de 64 kilómetros para pedir prosperidad, fertilidad y abundancia a la diosa Ix Chel.

En el 2005 el parque Xcaret decidió recrear esta travesía y desde entonces se realiza cada año a finales de mayo. A bordo de canoas van personas comunes como tú y como yo, que entrenan hasta por ocho meses para poder realizar el agotador viaje de ida y regreso.

5 datos curiosos de Cancún  

Un viaje personal que transforma a los guerreros que forman parte de el.

El día ha llegado, antes de que se asome el primer rayo de sol, los rituales para despedir a los canoeros dan comienzo en la caleta de Xcaret, como hace cientos de años. Bailes, cantos y oraciones se dedican a los dioses solicitando el éxito de la travesía; familiares, amigos y público en general se reúnen para despedirlos es momento de abordar las canoas.

Casi 300 canoeros llegan a la playa para abordar las canoas, muchos de ellos han realizado la travesía en varias ocasiones. Todos tienen una historia una razón personal que les impulsa a adentrarse en el impredecible océano.

La multitud les regala su euforia, llegó la hora de partir…

El clima del mar caribe es impredecible y por momentos todo puede cambiar, el mal tiempo puede duplicar o triplicar la duración de la travesía, pero el espíritu de los canoeros parece inquebrantable y cuando los ves de cerca te das cuenta de por qué a algunos los consideran guerreros.

El viaje de ida es el más complicado hay que remar contra corriente y el mar no siempre favorece.

Llegando a Cozumel

En la isla de Cozumel la diosa Ix Chel y su séquito se preparan para la llegada de la primera canoa. Son recibidos con aplausos, gritos, agua y fruta, aún falta el viaje de regreso, pero han concluido el más largo y difícil trayecto de las etapas.

Las 28 canoas emprenden el camino de regreso, la emoción de volver se mezcla con el cansancio del viaje de ida. Cada canoero encuentra la motivación suficiente para impulsar ese remo de madera que ya forma parte inseparable de cada uno de ellos y es uno de los elementos más representativos de la travesía.

Aunque esta es una tradición Maya, hoy por hoy personas de todo el mundo la realizan. Antaño se hacía por la diosa Ix Chel, hoy cada uno le da un significado.

En Xcaret ya está esperándolos una multitud para celebrar su logro, los meses de entrenamiento, los días de dolor y todas las veces que vencieron a la tentación de rendirse están a punto de dar sus frutos.

Sin duda una de las tradiciones mayas que aún sigue viva y que es digna de que la visites al menos una vez en tu vida. Esta hermosa tradición se realiza cada año en el mes de mayo y es posible participar viendo la travesía o incluso inscribiéndote para hacer la prestigiosa ruta.

Sabemos lo importante que es siempre rescatar las tradiciones de cada uno de los países, por que es lo que nos hace únicos y especiales.

 

Editorial Be México  | @bemexicodf

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.