5 Zonas Arqueológicas poco conocidas en México
23 julio, 2019
4 panaderías instagrameables de CDMX
23 julio, 2019
Temazcal: vuelve a nacer.




Vuelve a nacer con la experiencia del Temazcal.

Por: Angélica Silva
@PASAPORTEITINERANTE

Basado en la cultura prehispánica mexicana, el temazcal es un ritual de sanación física, mental y espiritual que consiste en meterte a una especie de mini cueva construida en forma de cúpula –el cual representa el obligo de la tierra- con vapor medicinal en su interior.

La idea puede sonar a un simple baño de vapor, pero el temazcal tiene un significado y simbolismo más profundo del que solemos escuchar. Esto se debe a que se ha vuelto cada vez más popular, lo cual dificulta el poder encontrar un lugar en donde conserven las tradiciones auténticas de un verdadero temazcal.

En esta entrada te voy a contar lo esencial para entender por qué todos deberían vivir la experiencia de volver a nacer a través del temazcal, cuando vengan a México.

 

La casa de las piedras calientes

Temazcal significa “casa de las piedras calientes” en lengua Náhuatl.

Comenzó a llevarse a cabo por nuestros ancestros mexicanos que tenían la creencia de que al provocar el sudor de nuestro cuerpo mediante vapor medicinal, se obtendrían beneficios como la relajación profunda, purificación del cuerpo, mejora de la circulación, desintoxicación completa, apertura de la mente, desarrollo de la capacidad de resolver problemas emocionales, además del fortalecimiento de los vínculos de una comunidad mediante la experiencia de un temazcal en grupo.

Pero todo cambió durante la conquista española, cuando se comenzó a prohibir ésta y más tradiciones medicinales hasta el punto de tener que seguirlo practicando en secreto.

Afortunadamente, hoy en día ha recobrado popularidad y existen más lugares en donde conservan las tradiciones del auténtico baño prehispánico.




La experiencia de volver a nacer

El interior del temazcal es pequeño, calientito, húmedo y obscuro, casi igual que estar de nuevo en el vientre materno. Por ende, se tiene la creencia de que al estar en su interior te deslindas del mundo exterior para poder encontrarte contigo mismo y, al salir, sentirás que volviste a nacer en una persona totalmente nueva y renovada.

Generalmente, se realiza en lugares apartados y tranquilos, en donde un curandero te explicará desde el principio la importancia de respetar los cuatro puntos cardinales: norte, sur, este y oeste. También se veneran los cuatro elementos que son tierra, viento, fuego y agua, mediante cantos muy lindos.

 

Te darás cuenta de que el curandero tiene piedras calentándose en una hornilla o fogata. No son simples piedras para los curanderos, de hecho le llaman “abuelitas” porque han pasado tantos años en la tierra que se vuelven piedras llenas de sabiduría que tienen el poder de transmitir su conocimiento mediante el fuego y el agua que se acercan a ellas.

Antes de ingresar al temazcal, te limpiarán con humo de copal, una corteza de árbol que se cree que tiene poderes de purificación. Una vez adentro, el temazcalero cerrará la puerta e irá metiendo las piedras de siete en siete, haciendo cuatro pequeñas pausas con la puerta abierta. Sin embargo, conforme meten más piedras se vuelve un poco más desafiante por lo caliente que se puede llegar a sentir.

El vapor es producido por el contacto de agua herbaria con las piedras al rojo vivo que se encuentran en el centro de la bóveda y, dependiendo de su intensidad, meterán desde 7 hasta 28 piedras. El ritual puede alargarse hasta por dos horas.

Mis recomendaciones

Antes de tomar la decisión de vivir esta experiencia, te recomiendo tomar en cuenta lo siguiente:

  • No haber consumido bebidas alcohólicas un día antes.
  • No entrar al temazcal después de una comida muy pesada. De ser posible, hacerlo en ayunas.
  • Usar ropa que puedas mojar o ensuciar.
  • Asegurarte que el curandero sea profesional.
  • No ingresar si sufres de claustrofobia, tienes alguna infección en la piel, sufres de hipertensión o alguna enfermedad cardiaca.

Espero haber despertado en ti las ganas de vivir esta experiencia única que te dará una sensación única de purificación. Nos vemos pronto en otro post y, como siempre, te mando abrazos itinerantes.

 

Angélica Silva
@PASAPORTEITINERANTE



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.